Toluca se sitúan en el séptimo sitio de la clasificación

La fortuna como tal no existe; es el resultado de la combinación de dos elementos: la preparación y el estar el sitio oportuno en el instante conveniente.

Según parece, a los Diablos Rojos el destino les guiñó el ojo puesto que justo cuando más deben apretar el acelerador para afianzarse en zona de clasificación, les ponte ante sí una, conforme la estadística, buena ocasión de acercarse a su objetivo.

En el marco de la jornada trece del Campeonato Apertura dos mil dieciseis de la Liga MX, Toluca recibe en el Alberto 'Chivo' Córdoba a los Pumas de la UNAM. La premisa de esta batalla es sencilla: los choriceros no han perdido como locales y los felinos no han ganado fuera de Urbe Universitaria.

Tras el parón por la Data FIFA, los Diablos Rojos se sitúan en el séptimo sitio de la clasificación con diecisiete unidades. Un resbalón suyo le abriría la puerta a cinco equipos a fin de que, de ganar, pudieran excederlo y también, aun, dejarlo fuera de la zona de clasificación.

Y es que el equipo de Hernán Cristante vio cortada de tajo su ráfaga de bonanza en el Apertura 2016: se presentó en Aguascalientes con tres triunfos y empate; no obstante, Necaxa jugó uno de sus mejores partidos del semestre y lo doblegó al ritmo de tres-1.

De este modo, Toluca fue apartado del quinto lugar, con el coherente incremento del riesgo de ser desposeído del billete que en la actualidad ostenta para jugar la Liguilla. De ahí que que deben triunfar imperativamente ante Pumas.